Miguel Correa les dijo a sus padres que mientras vivan bajo su techo se hará lo que él diga

El hijo menor del expresidente Correa, Miguel Rafael Correa Malherbe, se ha convertido en dueño de la casa de los Correa Malherbe ubicada en Monteserrìn, al norte de la urbe capitalina.

Con orden de prisión y como todo capo de la mafia, Correa hizo una jugada para evitar perder su humilde hogar, el expresidente entregó la propiedad que adquirió en Quito a su hijo de quince años y así también evitar pagar el impuesto a las herencias.

Miguel Correa, el ahora propietario del inmueble, advirtió a sus padres y hermanas que si algún momento deciden volver a su casa en Quito son bienvenidas, eso sí, advirtió que las decisiones las tomará él y que mientras vivan bajo su techo, se hará lo que el diga.

El padre de Miguel dijo sentirse orgulloso por la forma de actuar de su hijo y auguró un gran futuro político para su vástago al ver las decisiones firmes que desde ya el muchacho está tomando. (Fic)