“Harta Demencia” dejó las drogas y se hizo evangélico

Eliseo le pone harta demencia a la recuperación

La semana pasada se hizo viral un video de 2017 en el que el reportero José Delgado (sí, el mismo que nos presentó a los hermanos Amor, Comprensión y Ternura) entrevistaba a jóvenes que buscaban con su especie de teatro callejero ganarse unos centavos en el transporte público de Guayaquil.

¿Quién es harta demencia?

Entre los jóvenes entrevistados se encontraba Eliseo Duarte, quien en el video hablaba de su experiencia en la calle y su deseo de convertirse en el “peso pesado del GIR” siendo un “man harta demencia” para detener a todos los mala gente con un “quieto ahí conchetum…”

Las graciosas frases y la peculiar forma de expresarse hicieron que Eliseo se convierta en un fenómeno viral del que se hicieron memes, videos, canciones y algunas marcas aprovecharon para promocionar sus productos con “Harta Demencia”.

Aunque hace un par de semanas el video de Harta Demencia se hizo viral, el original de José Delgado fue publicado en 2017, en aquella época, Eliseo estaba hundido en el mundo de las drogas y hasta se quejaba que los expendedores de droga no le vendían si llevaba menos dinero.

Ahora, este hombre de 22 años todavía anhela con entrar a la Policía Nacional e integrar el GIR, está casado y es padre de familia de dos niños. Su vida actual es muy diferente a la época de la entrevista con Delgado, asegura.

Harta demencia para la recuperación

En una nueva entrevista que José Delgado hizo a Eliseo, el joven agradece al lugar que lo acogió y donde se recupera para mejorar su estilo de vida. Ante las cámaras del periodista guayaquileño, el joven agradece a “Amor y vida”, el centro en el cual conoció a Cristo, y a sus compañeros.

Ahora Duarte asegura que si antes él era un man harta demencia para lo malo, ahora es harta demencia para lo bueno y la recuperación. También reconoce que su video fue jocoso y le parece bien que la gente se entretenga con eso pero más allá, ahora él espera poder ser un ejemplo de superación demostrar que la recuperación de las drogas es posible.